"Colbún demanda a empresas constructoras de Central Santa María en Coronel"

Colbún demanda en US$ 300 millones a constructoras por retraso de central.

La generadora Santa María debió operar en enero de 2011 y recién estará disponible este año.

Fuente: Diario La Tercera

Una larga batalla judicial, que podría tomar un par de años en resolverse, enfrentarán la eléctrica Colbún -ligada al grupo Matte- con la italiana Tecnimont y el consorcio de empresas que participó de la construcción de la central carbonera Santa María, en Coronel.

A fines de diciembre, Colbún informó a la Superintendencia de Valores, que hizo efectivas boletas de garantía por US$ 104 millones, producto del retraso en la construcción de esa central a carbón y los supuestos perjuicios que esta situación genera a la compañía eléctrica.

A raíz de esta situación, el consorcio de constructoras demandó a Colbún en la Cámara Internacional de Comercio, con sede en París.

Bernardo Matte, presidente de Colbún, señaló que ahora la eléctrica contestó la demanda arbitral, exigiendo, además, una indemnización de US$ 300 millones por incumplimiento de plazos.

"Es un arbitraje que está estipulado en las bases del contrato. Así es que aquí no hay nada que sea nuevo, digamos. Está recién empezando. Nosotros cobramos las boletas de garantía, las tenemos, son unos US$ 104 millones y además, tenemos una demanda por US$ 300 millones", explicó Matte.

El inicio del arbitraje

Tras el cobro de la primeras boletas de garantía, por US$ 8,6 millones en noviembre, el consorcio de constructoras -Tecnimont SpA, Slovenské Energetické Strojárne AS, Tecnimont Do Brasil Construcao e Administracao de Projetos Ltda., Ingeniería y construcción Tecnimont Chile Ltda. e Ingeniería y Construcción SES Chile- presentó una medida precautoria.

La acción estuvo patrocinada por el abogado Fernando Maturana Crino, de Eyzaguirre y Compañía, con el objetivo de evitar el pago, la que fue desestimada por el 23° juzgado civil de Santiago.

En el recurso que presentaron, las constructoras alegaron que la construcción del complejo termoeléctrico habría sufrido una serie de modificaciones, las que habrían aumentado su precio a US$ 584 millones.

A esto se sumaría que Colbún habría reconocido los atrasos que sufriría la central Santa María.

Bernardo Matte señala que las empresas constructoras conocían los riesgos del negocio y además, acusó ineficiencia en el proceso.

"Cuando uno firma un contrato de suma alzada hay un riesgo. Lo que uno hace como empresa que firma un contrato es que licita un contrato y los que se presentan asumen el riesgo de un precio. Es lo mismo que en una casa. Si una empresa le dice que va a construir su casa por $ 100 millones cerrados, si cambian los precios entremedio, es riesgo de ellos, no de uno, es todo el objetivo. Así es que esos son argumentos que no tienen ningún sentido. Esta todo dentro del contrato escrito. Ellos simplemente se demoraron muchísimo más y fueron sumamente ineficientes", aseguró Matte.

El juicio arbitral demorará, al menos, dos años en resolverse. En los próximos seis meses está previsto que se designe el árbitro.

Pero no es el único proyecto que desarrolla la empresa constructora en el país.

La firma también está a cargo de la edificación de la central carbonera Bocamina II, de Endesa Chile, la que también ha sufrido retrasos en su construcción y recién estaría disponible en el primer semestre de 2012.

Consultada Tecnimont, no estuvo disponible para entregar una versión sobre los hechos.

Valoracion: 10  - Tu valoración: